El Sistema de Salud Cubano ante la meta de eliminar las Hepatitis por virus B y C

Organizado por la Sociedad Cubana de Gastroenterología, el día 24 de abril de 2018 tuvo lugar el simposio “El sistema de salud cubano ante la meta de eliminar las hepatitis por virus B y C”. Esta actividad formó parte del programa de la III Convención internacional de Salud: CubaSalud 2018”. Estuvieron presentes la Dra. Alba María Ropero y el Dr. Lenadro Soares Sereno, de la oficina regional de la OPS. Este último presentó su conferencia “Hacia la Eliminación de las Hepatitis B y C. La respuesta de salud pública en la Región de las Américas”.

El grupo de expertos cubanos de las principales instituciones de salud del país, de la industria biotecnológica y médico farmacéutica, así como la Jefa del Programa Nacional de Hepatitis del Ministerio de Salud Pública, presentaron en conferencias, paneles y mesas redondas una perspectiva de la situación actual de las posibilidades de diagnóstico y tratamiento de estas enfermedades y las posibilidades de eliminarlas como problema de salud.

Entre los principales resultados se encuentran la obtención de una vacuna contra el virus B, reconocida y certificada por la OMS, con una cobertura vacunal del 99% al nacer y una inmunización a toda la población menor de 36 años y a grupos de riesgo, así como la eliminación de la transmisión de madre a hijo. Igualmente, el desarrollo por el país de diagnosticadores tanto serológicos como moleculares, que se utilizan en toda la red de hospitales, policlínicos y bancos de sangre, para permitir el diagnóstico apropiado y el uso de la sangre segura. En relación al tratamiento, la disponibilidad de medicamentos genéricos para el tratamiento de la hepatitis B y los interferones, que en su momento constituyeron la primera línea terapéutica para el virus C, así como un amplio grupo de especialistas en todas las provincias del país, capacitados para la atención de estos pacientes. Todos estos elementos ponen a Cuba en una condición muy favorable para llegar a cumplir el objetivo de la OMS de eliminar las hepatitis antes del año 2030.